miércoles , 13 diciembre 2017
Inicio / El Carpfishing / Ética / Que no nos intoxiquen sus diarreas mentales

Que no nos intoxiquen sus diarreas mentales

Una auténtica diarrea mental es lo que algunas personas han defecado de sus cerebros tras el trágico suceso de una conocida cazadora, por ser el último caso. Pero antes de ella ha habido toreros, ha habido cuidadores de delfines e incluso aficionados, simples aficionados a la caza, a la pesca o a la tauromaquia. Y sobre todos ellos se han vertido ofensas indignantes, aberrantes, repugnantes, repulsivas, abominables, despóticas, ultrajantes, inmorales…

Cualquier calificativo negativo que podamos reseñar se me hace insuficiente para describir la conciencia de parte de la sociedad actual. Una parte de la sociedad por suerte minoritaria, pero una parte de la sociedad que utiliza la ofensa social para ser más popular.

Porque no debemos dejarnos engañar, estos personajes aprovechan el tirón mediático de sucesos trágicos para salir a la luz pública esgrimiendo la espada del fanatismo con el único fin de ganar popularidad y hacerse ver.

Estos personajes quieren hacer creer al resto de la sociedad que son el siguiente paso de la evolución humana, que están por encima de nosotros, los comunes mortales, pero lo que demuestran es que sólo son unos pocos intolerantes que utilizan la polémica como fin para realzarse como individuos diferentes al resto.

¿Y son diferentes? ¡Evidentemente lo son! Porque pocos seres civilizados pueden comportarse de una forma tan deshumanizada como algunos están demostrando.
Es indignante ver cómo una sociedad y unas generaciones que han gozado del privilegio de recibir una buena educación, se han convertido en un vertedero de ideólogos amorales radicalizados. Son grupos de sociópatas con el único interés de hacer saber a la sociedad que ellos no son como el resto, algo que todos ya sabemos y respetamos. Pero estos grupos tiránicos, o mejor dicho, fascistas, han demostrado que en sus filas se encuentran algunos de los personajes más despreciables que se hayan podido ver en los últimos tiempos. Personajes que sólo buscan darse a conocer al precio que sea y aprovechan cualquier situación en la que puedan generar polémica para hacerse notar.

Y lo peor de todo es que lo consiguen con nuestra colaboración, porque saben que las personas éticamente correctas no podrán permitir que ellos utilicen el menosprecio, la denigración y la vejación… todo aquello que su materia marrón (materia gris convertida en heces) excrementa ante sucesos trágicos acaecidos a personas que no comulgan con su dogma, y que se levantarán denunciando públicamente tan vil comportamiento. Pero esto es precisamente con lo que ellos cuentan. Somos el vehículo de difusión de sus mensajes.

Dice el refranero español que “no hay mayor desprecio que no hacer aprecio”, y esa es la conducta que debemos adoptar, no dar réplica a los psicópatas para debilitar la divulgación de sus contaminantes deyecciones.

Check Also

mata-escribano-feria

I feria de caza, pesca y turismo de Almadén

Los días 15,16 y 17 de septiembre ha tenido lugar la “ I feria de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *